UOL – Uruguay On Line – proveedores de servicios de Internet con calidad premium

Proveedores de contenidos, cloud hosting, reventa de hosting, audio streaming, video streaming, publicidad en internet, desarrollo de aplicaciones a medida

UPM “incómoda” por controles ambientales, seguimientos y exigencias según técnico de la multinacional

Segunda planta de UPM en Uruguay

Gervasio González, gerente de Medio Ambiente de UPM: “La autorización ambiental de la planta de Centenario es significativamente más exigente que la de Fray Bentos”.Entre sus responsabilidades se encuentra el velar por lo que será la próxima planta de procesamiento de pasta de celulosa, especialmente en su interacción con el ambiente de la región centro sur del país.
En la reciente sesión informativa desarrollada por la compañía UPM en forma online, González señaló que “esta será la segunda planta de UPM en Uruguay. La primera se construyó en Fray Bentos y está operando desde del año 2007 con excelentes niveles de desempeño ambiental y es una de las plantas de celulosa más monitoreadas del mundo”.

Añadió que el monitor ambiental incluye no solo el seguimiento de las emisiones al ambiente como efluentes líquidos y emisiones al aire, también implica seguimiento periódico de distintas dimensiones ambientales tales como la calidad del aire, calidad del agua, desde antes que se iniciara la operación. “En los alrededores de Centenario y Paso de los Toros ya se han iniciado las actividades de monitoreo ambiental. Son desarrolladas por expertos en distintas áreas tales como calidad de agua, biología acuática, la situación socio económica, calidad de aires, entre otros. Con el transcurrir del tiempo los resultados de estas actividades permitirán verificar lo concluido en el estudio de impacto ambiental realizado en relación a la ausencia de impactos ambientales no aceptables relacionados a la operación de la planta. Esta segunda planta de producción de celulosa, al igual que la de Fray Bentos, está diseñada y será operada siguiendo los lineamientos de las mejores técnicas disponibles establecidas en la Comunidad Europea”, agregó.

Impactos y seguimiento.

La sesión informativa fue emitida en vivo desde el sitio dode se construye la planta y fue seguida en forma online por algo más de 100 personas. El Acontecer tomó nota de lo que indicaron ejecutivos de la empresa multinacional, el caso de Matías Fernández, Gonzalo Giambruno, María José Cuevas y el propio Gervasio González.

“La autorización ambiental de la planta de celulosa de Paso de los Toros es significativamente más exigente que la de UPM Fray Bentos. A modo de ejemplo podemos mencionar que la autorización de UPM Fray Bentos impone alrededor de 40 límites a cumplir por los efluentes descargados al río, mientras que para la planta del río Negro ya se han establecido más de 60 límites que deben ser cumplidos. Algo similar ocurre con las emisiones al aire. Los límites para los parámetros que se miden en las chimeneas para la planta de Pueblo Centenario son más de 40 mientras que en Fray Bentos son alrededor de 10”, indicó el gerente de Medio Ambiente.

Para finalizar su participación mencionó un hito considerado importante, que fue el del 8 de octubre cuando se desarrolló la primera sesión de la comisión de seguimiento del proyecto de celulosa. De la misma participaron autoridades nacionales, departamentales y locales así como organizaciones civiles y la propia empresa. La comisión está presidida por la Comisión Nacional de Medio Ambiente y se considera “un elemento fundamental en la vida del emprendimiento, extendiéndose no solamente durante la actual fase de construcción sino después, cuando llegue la fase de operación de la planta permitiendo un intercambio de información fluida y transparente entre la población, la comunidad y las autoridades además de la propia empresa”, indicó González.

Deja un comentario